Todos buscamos la felicidad. Probamos multitud de remedios caseros; leemos los best sellers de gurús modernos, seguimos mil y un consejos…, siempre incansables de aquí para allá. Hasta que un día alguien nos dice que el secreto para disfrutar al máximo de la vida está en liberar endorfinas. Así que en Planoram nos hemos puesto manos a la obra para compartir contigo algunas claves sobre cómo producir las hormonas de la felicidad. ¡Toma nota!

1. Pasa a la acción

Desperézate y despierta del letargo invernal. Con la llegada del buen tiempo el cuerpo nos pide a gritos practicar actividades al aire libre. Siente el placer del contacto directo con la naturaleza. El sol y las cálidas temperaturas invitan al ocio en lugares únicos como Canarias y Baleares. Islas que reúnen condiciones privilegiadas para que protagonices alguna de nuestras propuestas. ¿Por qué no regalas o te autoregalas una experiencia Planoram?

¿Te apecete una excursión en kayak en aguas de Tenerife? Este es un deporte para toda la familia, muy beneficioso para la salud. Remar no solo tonifica los músculos y estimula las articulaciones, sino que la libertad de ir a tu propio ritmo admirando las panorámicas de la costa es un método infalible para eliminar el estrés y regularlo gracias a la serotonina, una de las hormonas que nos pone de mejor humor.

Una ruta en BTT es también ideal para aumentar tu nivel de endorfinas. Está demostrado que quienes pedalean regularmente se ahorran visitas al médico. Muchos de vosotros ya os habéis apuntado a la moda de ir en bici por la ciudad, pero hacerlo por el Camí de Cavalls de Menorca es un verdadero lujo.

Si aun así prefieres una actividad más tranquila, te recomendamos una placentera travesía en velero, por ejemplo, en Mallorca. El mar, tú y los tuyos, capitaneados por un patrón que se ocupará en todo momento de vuestra comodidad y seguridad ¿Qué más se puede pedir? Relájate y oxigénate con la brisa del Mediterráneo. Un plan también muy recomendable para liberar las famosas endorfinas.

2. Sé valiente

En esta vida hay que dejar a un lado los miedos y aprovechar las vacaciones a tope. Pensando precisamente en ellos, en los más valientes -bueno, y también en los que quieren llegar a serlo-, en Planoram disponemos de infinidad de propuestas para aventureros: Barranquismo, vuelos en globo aerostático, parapente, coasteering, escalada… Experiencias que aportan una dosis extra de hormonas de la felicidad para afrontar nuestro día a día con un ánimo mucho más alegre.

3. No pongas excusas

Como ves, opciones no te faltan. Así que no te hagas el remolón y programa una escapada de fin de semana con destino al paraíso de la felicidad. Recarga las pilas junto a un grupo de amigos, tu familia o tu pareja. Disfruta de tu tiempo de ocio como te mereces y aprovecha alguna de las actividades Planoram para lanzar por la borda de una vez por todas esas excusas baratas. ¡Ah! y sobre todo no te olvides de ponerle una sonrisa a la vida. ¡Esa es la actitud!